CINERSIS

Sunday, March 05, 2006

EL LADRON DE BICICLETAS (LADRI DI BICICLETTE)

No es que deliberadamente haya buscado una película que es considerada un ícono del neorrealismo italiano para comenzar a postear en este blog... es sólo que estaba ahí, en la estantería de los DVD de Falabella (El palacio del consumismo desmesurado en mi querida Talca), esperándome para que me la llevara a casa... No lo pude resistir. En todo caso, prefiero caer presa del consumismo a causa de una buena película, que de una polera o pantalon que tal vez en un año no me entren.
En fin, vayamos a lo nuestro.
Cuando abrí el estuchito que contenía el disco yo sabía que este film de Vittorio de Sica tenía un curriculum impresionante, que era el estandarte del neorrealismo italiano, que mostraba una realidad que hasta esos momentos (1945) no se mostraba, la de una italia en plena etapa de post guerra, con la pobreza y el desconcierto social a flor de piel, desmantelado en los escombros de antiguos bombardeos.
La historia comienza cuando Antonio Ricci está en una fila de desempleados esperando una oportunidad, la cual llega de la mano de un empleo pegando carteles en la vía pública. Pero hay un solo inconveniente, necesita una bicicleta y él ha empeñado la suya. Sin embargo necesita el empleo y va a buscarla. El problema comienza cuando en su primer día de trabajo le roban la bicicleta y en un santiamén se queda botado en la calle, casi sin trabajo y sin su medio de transporte más preciado. En una sociedad en la cual el desempleo es absolutamente cotidiano y casi normal, el ver en peligro el trabajo que tanto costó conseguir provoca un estado de desesperación que raya en el shock. Se recurre a todos los medios para que esto no ocurra y Antonio lo hace, recorre las calles de Roma en busca de lo unico que puede devolverle el trabajo.
Su desesperación llega a tanto que ahora él roba una bicicleta.
Es inevitable no percibir la esencia sombría que nos da la pobreza extrema, rondando por las escenas de este filme. Cada una de las situaciones que acontecen durante el transcurso de la historia pueden perfectamente compararse con la realidad, porque aún existen sectores en los cuales la pobreza es extrema y me fue imposible no comparar eso con lo que yo misma he visto. Además, esto te lleva a preguntarte hasta que punto eres capaz de llegar para no vivir en medio de la miseria, para no perder la única posibilidad de salir adelante de la carencia, escualidamente, pero algo es algo. Incluso, llegue a comprender en algo a quienes dicen robar por necesidad, pero no lo suficiente como para justificar tamaño delito.
AQUI hay un link hacia un documento que cuenta detalladamente como se hizo esta película y porque se piensa que el llamarle un ícono del neorrealismo italiano es algo que no todo el mundo justifica a estas alturas del partido.
Si quieren una segunda opinión, ACA hay una y hecha por un chileno... mish!

2 comments:

Paulo said...

Se cacha buena la película, igual es interesante ver cine de otros tiempos y países.

lia mex-arg said...

podrias poner algunos videos de "ladron de bicicletas"?