CINERSIS

Wednesday, April 05, 2006

BROKEBACK MOUNTAIN


La vida trajo hasta mis manos el DVD de Brokeback Mountain. Hace tiempo quería ver esa película y andaba rondando el cine para ver cuando la pondrían en cartelera, pero nunca lo hicieron, así que ayer llegué a mi casa, prendí la tele y puse el dvd en el reporductor.
La imagen que tenemos de los vaqueros es la de aquellos hombres viriles que cabalgan por las praderas de estadounidenses en sus también viriles corseles. Hombres que portan pistolas, que persiguen bandoleros y que terminan el día en una cantina de algún pueblo del lejano oeste, bebiendo algo más etílico que sus pensamientos, para luego hacerle el amor a una protituta que baila can-can y que siempre se llama Betty-lou. O bien, terminan el día con sus esposas en algún campirano rancho, recostado sobre una mesedora, pensando en los verdes pastos y rocosas montañas del campo... SIIIIII SEÑOOOOR!!!
La gente no puede quitar de sus mentes a John Wayne luchando contra los indios en aquellas películas antiquisimas en technicolor que vieron nuestros padres o nuestros abuelos o a Clint Eastwood, con su siempre raído poncho y sombrero, buscando malvados por ahí, con una especie de mondadientes en la boca, sin afeitar, sudoroso, mirada maldita y seductora... todo un macho, toda una fantasía sexual para las jovencitas de los sesenta. Era la época del western, la exacerbación por medio del cine de uno de los más fuertes mitos que tienen los gringos, el cowboy.
Pero en 1997, Annie Proulx, escribe un relato de 30 páginas que se trata del amor imposible entre dos personas que un día se conocen, se enamoran, pero la vida y el entorno en el cual viven les impide llevar a cabo una relación abierta y normal. La salvedad: son hombres y además cowboys. Dianne Osanna, una de las guionistas de este film, leyó el relato y el resto es historia conocida.
La película comienza en 1963, en Signal, Wyoming, cuando Ennis del Mar (Heath Ledger), buscando trabajo, se encuentra con Jack Twist (Jake Gyllenhaal). Ambos son jóvenes, buscan un modo de sustentarse durante el verano y es así como llegan a la oficina de Joe Aguirre, quien les contrata como guias de ganado en la época estival en Brokeback Mountain. Durante los meses que pasan juntos entablan una bonita amistad, lo cual deriva en una relación amorosa. Dificil época para que una relación de ésta índole comience, especialmente entre dos hombres que nunca habían tenido una experiencia homosexual previa.
Al terminar el verano, ambos se separan y dejan de verse por cuatro años. En ese lapso de tiempo Ennis se casa con Alma (Mi tocaya) y tienen dos hijas, Jack, se dedica al rodeo dentro del cual conoce a su esposa, con la cual tiene un hijo. Luego de todo ese tiempo, cuando Ennis tiene su vida ya consolidada, Jack le envía una carta, se reencuentran y entonces comienza un relación secreta, repleta de ires y venires que dura 20 años.
Novedosa forma de relatar una historia de amor tan intensa como esta. Es imposible no sentir la impotencia de los protagonistas al no poder vivir una relación abierta durante tanto tiempo, principalmente porque su entorno y la vida misma están plagados de los prejuicios propios de una época tan conservadora como aquella, además del peso machista que tiene el mundo de los vaqueros.
En una de mis exploraciones cibernáuticas leí que el llamarle a esta película "La película de los vaqueros gay" era en extremo poco tolerante y además homofóbico. A la vez, es una película en la cual, según otras críticas que he oído por ahí, se toman dos posiciones muy poco flexibles en la cual muestran al mundo homosexual como el correcto, en contraste con el heterosexual que es el más malo del mundo. Por mi parte creo que en el fondo esta película no aboga ni por un lado ni por otro. No es una película de vaqueros gay, ni tampoco quiere ponerle un sello a una u otra tendencia sexual, sino que es una imagen clara de que en este mundo no existen barreras para que la atracción y la afinidad entre dos personas existan ¿Porque no es factible que eso ocurra?. Esta película, además, muestra de un modo diferente un hecho que en el mundo siempre ocurrió, ocurre y ocurrirá ¿Cuanto estás dispuesto a arriesgar por tu felicidad? ¿Hasta que punto eres capaz de permitir que la sociedad aborte la vida que realmente deseas llevar? Son interrogantes que a medida que avanza esta historia es imposible dejar de hacerse.
En cuanto al aspecto técnico y argumental de la película hay que tener algo de reparos. El ritmo de la historia a veces se torna lento, a veces se agiliza... nunca he visto otras películas de Ang Lee, por lo tanto no sé si es una constante en sus trabajos, pero eso no hace mella en lo poderoso de la historia, así como tampoco en la hermosa fotografía que tiene. Es cosa de quedarse pasmado ante la pantalla con los hermosos parajes montañosos, la nieve, los árboles, el río... muy hermoso. Ya me imagino como se verá en pantalla grande.
A pesar de poner en cuestión lo macho de los cowboys norteamericanos la película no causó demasiada polémica... más fijación ha causado El Código Da Vinci, que nisiquiera se ha estrenado.
Esto es todo lo que puedo decir. Es una película que hay que ver, por lo menos a mi me gustó verla y de una u otra manera toca algo de nuestras vivencias el tema del amor prohibido, aunque digan que está algo trillado (Las historias de amor prohibido en el cine son demasiadas, tantas que me faltaría blog para nombrarlas a todas=remakes incluídos=).

3 comments:

LuisBond said...

Excelente pelicula! Es una pena ke muchas personas se nieguen a verla por ser homofobicos. A mi me parecio un guion buenisimo y como pudieron trasladar una historia de amor gay -ke, en teoria, no atrapa a todo el mundo- y hacer ke todo el mundo sienta y comprenda lo intensa de esa relacion.

Mi unico punto en contra es ke a veces se hace lenta. De hecho, siento ke abusaron mucho de los paisajes, las ovejitas y todo lo demas. Y, por cierto, para mi TODA LA VIDA Jake Gyllenhal sera Donnie Darko =p, saludos!!

duberbal said...

Típica película hollywoodense, mucho ruido y pocas nueces. Película para sufrir de desesperación.

Carolina said...

Yo también pienso que se aprovecharon un poco de los paisajes... pero igual la historia es hermosa, aunque fue un poco extraño ver a ciertos actores por ahí.