CINERSIS

Friday, May 19, 2006

CODIGO DA VINCI... PUCHA EL CODIGO ENREDADO!!!

Ayer seguí la tendencia de toda la masa a nivel mundial, fui a ver THE DA VINCI CODE, o EL CÓDIGO DA VINCI pa los que no hablan inglés. La película que todo el mundo esperaba, la misma a la cual el Opus Dei le tenía terror y rabia porque lo dejaba mal parado... Si, la misma basada en el libro de Dan Brown, el que remeció los cimientos de la fe y que hicieron lo posible por que no viera la luz en estreno mundial, hicieron de todo.
  1. Una demanda por plagio contra el autor del libro, la cual, de salir favorable a los demandantes provocaría que esta película no viera la luz del proyector en las salas de cine nunca.
  2. Un llamado de la iglesia católica a nivel mundial para que todos los católicos devotos del mundo ni se acercaran a un cine, porque de ser así correrían el riesgo de ser quemados en las llamas del infierno y eso no lo quiere ningún ciudadano devoto que se precie de tal... No, no, no.
  3. Acá en Chile todas las parroquias recibieron una carta dirigidas a los feligreses en la cual decían todas las razones de porque no había que ver el código. Y HABÍA QUE OBEDECER!!!
Pero bueno, yo no soy muy religiosa y, como dice la canción Muñeca de Trapo de la Oreja de Van Gogh "No tengo miedo al fuego eterno ni a sus cuentos amargos", así que fui a clases y después de eso parti al cine.
Era un día normal, soleado, con frío... típico otoño del siglo XXI.
Como cuando fui a ver Munich, llegué adelantada, a mi siempre me pasan esas cosas raras en el cine, pero la hora paso rapido y pude entrar en conjunto con unas cuantas personas que ingresaron en avalancha a la sala. Tanta espectación, tanto barullo...
En fin, me senté en la última fila, vi como se llenaba impresionantemente la sala, algo que para mi era una experiencia nueva... en Talca las salas se llenan raramente, la ultima vez fue con Kiltro... Pero no la he visto asi que no podria comentarla aún, obvio.
El asunto es que las luces comenzaron a apagarse lentamente mientras aun llegaban las personas con una de esas cajotas llenas de cabritas que te venden en el cine y luego de una media hora (Sin exagerar... a lo mejor fue más) de sinópsis, comenzó la película.
Ahí estaba yo, comiendo hundida en la oscuridad del cine escuchando el sonido de las cabritas trituradas en las bocas de los espectadores, en espera de ver si las críticas de los demás eran ciertas o no... Y puedo decir que es no es una obra maestra, que no es tan mala como muchos dicen, pero tampoco buena y que para haber causado tanto revuelo y tanta parafernalia dejaba mucho que desear.
Las perspectivas que se crearon de acuerdo a los enojos y demas sensaciones que provocó, la dejaban como una película que pintaba pa buena, pa polemica, pa contestataria... La verdad es que al final en esta frase se resume todo lo que era la película: "Mucho ruido y pocas nueces". Pero es típico que el marketing hollywoodense nos engañe de esta manera.
Hay dos horas y media de película, en la cual durante una hora treinta estás pegada al asiento, mirando, atrapada por lo que ocurre y preguntandote cosas, pero después de ese tiempo las cosas cambian y ya no hayas la hora de irte de la sala porque no soportas ver como Tom Hanks actúa pésimo y porque no te puedes sacar de la cabeza que Audrey Tautou fue alguna vez Amelie, además que comienzas a sentir que todo lo que ocurre después de esa hora y media está de más, como dice por ahi la futura colega MAGASTYLE, sobró mucha película. Otro punto en contra que existe es la poca química que existe entre la pareja de protagonistas, como que se me ocurre que fuera del plató no se soportaban y dentro de él tenían que soportarse a la fuerza.
Es tan rara esta película, no me destruyó ninguna susceptibilidad religiosa y no cambio ni resquebrajó mi visión respecto a nada. Nisiquiera siento que el Opus Dei se vea tan bapuleado como decía serlo, es más, creo que al final la iglesia queda como una de las instituciones más ilusas de la tierra, que peca de una inocencia muy estúpida.
Si quieren versiones controversiales de la Iglesia o del vaticano o de lo que sea... vean AMEN, de Costa Gavras, esa sí que te deja pensando, pero El código este es una mezcla de parafernalia comercial disfrazada de verdad oculta respecto al cristianismo... Y el mismo Dan Brown asegura que su libro es ficción, mucha cosa comercial...
Pucha, si al final nos estábamos ahogando en un vaso de agua.
Yo no digo que no se les ocurra ir a verla, solo digo, vayan y creen su propia opinión, aca la compartimos... ahora si que la compartimos porque en el post anterior no tuve ni tiempo para aparecerme... jejejej.
Una pregunta
¿Sería tan terrible que en vez de rendirle culto a un hombre llamado Jesús, se lo tengamos que rendir a una mujer?...
::::BONUS TRACK::::
  1. La música era espectacular, me gustó, de verdad me gustó mucho... de hecho quiero el soundtrack...
  2. El Obispo Opus dei Arzinagosa (O como se escriba el nombrecito ese)... me recordó a dos curitas muy famosos en Chile, el Padre Hasbún y el Cardenal Medina... :S:S:S:S
  3. El monje albino me dio miedo, pero tenía un físico y una retaguardia que me dejaron sin aliento.
  4. La frase que el policía le dice al Obispo Opus: "USTED ME USÓ"... me hizo pensar... NADA MÁS CERCANO A LA REALIDAD

Sunday, May 14, 2006

SAGRADA FAMILIA

Por primera vez tuve que ir al cine dos veces para captar de alguna manera la trama de una película, no porque esta fuera mala... aunque genial, genial no era, es sólo que el primer día que fui a verla no andaba del todo bien, por lo menos no como para concentrarme.
Mi elegida de hoy es Sagrada Familia, ópera prima del director chileno Sebastián Campos que fue estrenada en Chile el 13 de Abril, para jueves santo... A Talca llegó bastante después, porque somos provincia... grrrrr. La trama se centra principalmente en el típico fin de semana santo, de una típica familia burguesa y católica compuesta por el papá, la mamá y el hijo... hombre por supuesto. El asunto es que este fin de semana santo no será igual a todos los demás, porque el hijo, un arquitecto recién graduado, invita a su novia (La chica que sale en el afiche), una estudiante de teatro con una versión muy rupturista respecto a la vida y la religión. aquí es donde comienza el verdadero punto de crisis de la historia, porque esta visita hará que este fin de semana sea una experiencia para nada santa en la vida de esta familia.
Sebastián Campos pone en esta película una mirada bastante crítica a los rígidos preceptos de la iglesia católica no sólo en Chile, sino en el mundo... porque, mal que mal, la biblia es la misma en todas partes.
Sin ningún tipo de anestecia la película destroza sin miramientos la figura de la familia perfecta y la pone en un escenario en el cual la vulnerabilidad y la hipocresía propia de quienes quieren mantener una imagen limpia ante la sociedad que les rodea, impera por sobre todos los esfuerzos de construir una especie de altar de catolicismo espeso en medio de una playa cualquiera del litoral central. Ese es el objetivo de Campos y de verdad que lo logra con creces. Sin embargo, hay cosas dentro del aspecto técnico de la película que me provocan hacer reparos en ellas, como por ejemplo esa cosa experimental con la que el director quiso jugar, esa cosa de hacer algo sin pautas pre-establecidas (Hizo la película sólo con siete páginas de apuntes, nada de guiones, todos los diálogos fueron improvisados por los actores), lo que por consiguiente llevó a hacer movimientos tan bruscos de la cámara que me dejó con una especie de mareo visual raro, raro. A veces a una se le imagina estar viendo una cinta casera, pero a veces no. A parte de eso, nada, nada que criticar.
Hay muchas cosas respecto a esta película que me hacen sentir lo inexperta que soy en esto del cine, como por ejemplo el deseo del autor de romper con el esquema típico del cine chileno, ese mismo impuesto en los años '90, tan limpio, tan esquematizado y tan rigido, para llevarlo a los orígenes del nuevo cine de los '60, donde películas como "Valparaíso, mi amor" fueron claros exponentes de este movimiento. Yo sinceramente no entiendo mucho de eso, pero si quieren saber de esto lean esta reseña que se hizo de la película y el trabajo de Campos en LA FUGA, poco después de que la película fuera estrenada en el Festival de cine de Valdivia.
Me gustó la película, no me fascinó, pero me gustó. No me impactó como la todos decían que me iba a impactar... debe ser porque en parte a través de mis casi 25 años de vida he perdido la capacidad de asombro en lo que a Iglesia católica se refiere. Pero sólo puedo decir que si esperan ir al cine a ver una especie de punto de quiebre en toda su sensibilidad religiosa, no encontrarán tanto en la pantalla, si encontrarán una película que no aburre, pero que marea con tanto movimiento de cámara.
Vayan a verla y cuentenme, si ya la han visto, cuentenme tambien... Si son demasiado devotos, a lo mejor les mueve en algo el piso...
Buenas noches.

Tuesday, May 09, 2006

INTERMEZZO (O COMO SE ESCRIBA)

Por estos días estoy en pleno desarrollo de un trabajo para periodismo informativo... Por lo tanto ando dejando las patas en la calle reporteando alguna cosa.

Así que hoy comienzo un recesito...
Luego les voy a postear lo que resultó de esto en el BLOG MADRE y, por supuesto, la nota que me saqué, jejejeje.En estos momentos comienza mi semana de off the record. No me hechen de menos que esta lola ya va a volver. Espero :S
Hasta el próximo martes.